vivircondiabetes

Vivir con diabetes

Gracias a mejores tratamientos, las personas con diabetes viven ahora más tiempo y con una mejor calidad de vida que nunca. Si usted tiene diabetes, es importante que tome decisiones que los mantengan a usted y a sus seres queridos saludable.
Manténgase sano
Es muy importante que tome sus medicamentos para la diabetes según lo indicado. No tomar los medicamentos correctamente puede disminuir el nivel de insulina y causar que la glucosa de su cuerpo suba. Algunas personas reportan no sentirse bien como una razón para dejar de tomar sus medicamentos o no tomarlos según las indicaciones. Consulte con su médico si sus medicinas le hacen sentirse mal. El puede ayudarle a lidiar con los efectos secundarios para que se sienta mejor. No deje de tomar sus medicamentos, porque su salud depende de ello.

¡COMA BIEN! Coma porciones más pequeñas. Sepa cuáles son las raciones recomendadas para los diferentes alimentos y la cantidad de raciones necesarias para una comida.
Coma menos grasa. Elija menos alimentos con alto contenido de grasa y utilice menos grasa para cocinar. En particular, trate de limitar el consumo de alimentos que son ricos en grasas saturadas y ácidos grasos trans, tales como:
• Cortes de carne con grasa.
• Alimentos fritos.
• Leche entera y productos hechos con leche entera.
• Pasteles, dulces, galletas dulces o saladas y tartas.
• Aderezos para ensaladas.
• Manteca animal y vegetal, margarina en barra y crema no láctea en polvo.


¡MANTÉNGASE ACTIVO! Por qué es importante que las personas con diabetes se mantengan activas físicamente?
La actividad física puede ayudar a mantener bajo control la glucosa en la sangre, el peso, la presión arterial y también a aumentar el colesterol "bueno" y disminuir el colesterol "malo". También puede prevenir problemas circulatorios y cardiacos al reducir los riesgos de cardiopatías y daños nerviosos, los cuales son complicaciones de salud comunes entre las personas con diabetes.

¿Cuánto ejercicio deben hacer las personas con diabetes y con qué frecuencia?

Los expertos recomiendan realizar actividad física de intensidad moderada durante al menos 30 minutos, 5 o más días por semana. Caminar a paso rápido, bailar, nadar o andar en bicicleta son todos ejemplos de ejercicios de intensidad moderada.
Si usted no está acostumbrado a la actividad física, es recomendable que comience por hacer un poco de ejercicio e ir aumentando gradualmente la intensidad. A medida que vaya fortaleciéndose físicamente, puede agregarle algunos minutos a su horario de ejercicios. Debe hacer algo de actividad física todos los días. Es mejor caminar por 10 o 20 minutos todos los días, que hacerlo por una hora solamente una vez por semana.
Hable con su médico sobre un plan de ejercicios sin riesgo para usted. Es posible que el médico examine el funcionamiento de su corazón y sus pies para asegurarse de que no sufre de alguna afección en particular. Si tiene presión arterial alta o problemas en la vista o en los pies, es posible que deba evitar ciertos tipos de ejercicio.