familia

¿Cómo ayudan la alimentación sana y la actividad física a mis hijos?

Unity le da los siguientes consejos para que sus hijos disfruten de una vida más saludable.
Todo niño se beneficia al comer correctamente y realizar actividad física de manera regular.

Una dieta balanceada combinada con ejercicio ayudará a su hijo a:

  • Crecer.
  • Aprender.
  • Desarrollar músculos y huesos fuertes.
  • Tener energía.
  • Mantener un peso saludable.
  • Evitar enfermedades relacionadas al sobrepeso, como la diabetes
  • Tipo 2.
  • Obtener suficientes nutrientes.
  • Sentirse bien acerca de sí mismo.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a que coma mejor?

  • Dele a su hijo uno o dos refrigerios saludables entre las comidas principales.
  • Ofrézcale a su hijo una gran variedad de alimentos, como granos, vegetales y frutas, frijoles, productos derivados de la leche que sean bajos en grasa y cortes de carne que tengan poca grasa.
  • Sirva refrigerios como frutas secas, yogur bajo en grasa y palomitas de maíz reventadas por aire caliente sin grasa ("air-popped").
  • Anime a su hijo a probar alimentos nuevos. Deje que decida si los comerá y cuánto comerá. Sígale sirviendo alimentos nuevos aun cuando al principio no quiera comerlos.
  • Cocine con menos grasa. Prepare los alimentos al horno, a la brasa, al vapor o a la parrilla en lugar de fritos.
  • Limite la cantidad de azúcar agregada en la dieta de su hijo.
  • Escoja cereales con poca o ninguna azúcar agregada. Sirva agua o leche baja en grasa más a menudo que sodas llenas de azúcar o bebidas con sabor de frutas.
  • Elija y prepare los alimentos con menos sal. No ponga el salero en la mesa. Tenga frutas y vegetales a mano como refrigerios en lugar de alimentos salados.
  • Comparta con su hijo la planificación y la preparación de las comidas. A veces los niños están más dispuestos a comer los alimentos que ellos ayudaron a preparar.
  • Siéntense a comer en familia y sirva a todos lo mismo.
  • No sea demasiado estricto. En pequeñas cantidades, hasta los dulces y las comidas de restaurantes de comida rápida pueden tener un lugar en una dieta sana.
  • Asegúrese que su hijo desayune. El desayuno le da la energía que necesita para atender y aprender en la escuela.

Algunas ideas para refrigerios simples:

  • Una mezcla de frutas secas con una variedad de nueces.
    Frutas o vegetales frescos, congelados o enlatados servidos solos o con yogur bajo en grasa.
  • Tortitas de arroz, pan o galletas integrales servidos con queso bajo en grasa, o untado con mermeladas naturales de fruta con poca o ninguna azúcar agregada o mantequilla de maní (cacahuete), de almendra o de nuez de soja.
  • Pretzels o palomitas de maíz reventadas por aire caliente sin grasa ("air-popped") y sazonados con una mezcla de especias sin sal.
  • Batidos de frutas hechos en casa con leche o yogur bajos en grasa y frutas frescas o congeladas.
  • Cereales servidos solos o con leche baja en grasa o sin grasa. ("low-fat" o "fat-free")

Fuente: http://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/su_hijo/Pages/como-ayudar-a-su-hijo.aspx